Iniciativas de Seguridad y Financiamiento

  • Guide Signs

    Ubicación de la señal de guía

    "Las señales elevadas de las autopistas deben ser muy visibles y legibles para que los conductores puedan detectar, leer e interpretar la información contenida en las señales a tiempo para responder adecuadamente."

    Evaluación del nuevo material reflectante para señalización de autopistas
    Bullough, et al
    Instituto Politécnico Rensselaer
    Informe de investigación No. C-05-08
    Julio 2008

    Las señales de guía son herramientas importantes que ayudan a los conductores a navegar con seguridad, a menudo en carreteras complejas, de alta velocidad y de alto volumen. Los conductores confundidos pueden perder el enfoque en la tarea de conducción y pueden realizar maniobras erráticas, como frenar o detenerse en la calzada, retroceder en las rampas o dar vueltas abruptas. Es importante que las señales de guía sean muy visibles y legibles, tanto de día como de noche.

    Hay varios factores que afectan el rendimiento nocturno de las señales de guía. En primer lugar, los faros visualmente/ópticamente dirigibles (o VOA) que tienen un corte nítido y horizontal dirigen menos luz hacia las señales elevadas. En segundo lugar, hay una amplia gama de tamaños de vehículos en las carreteras de hoy, y las señales funcionan de manera diferente para los conductores de vehículos grandes. Estos conductores experimentan un mayor "ángulo de observación" (el ángulo creado entre los faros de un vehículo y los ojos del conductor) y típicamente reciben menos luz retrorreflectada de las señales. Por último, la población estadounidense está envejeciendo y el número de conductores mayores está en aumento. Para 2020, el número de personas mayores de 65 años superará los 50 millones. Los conductores mayores tienen disminución de la agudeza visual y se benefician de las señales realizadas con láminas reflectantes de alto rendimiento. La lámina reflectante DG3 de Diamond Grade™ de 3M™ está diseñada para proporcionar un desempeño óptimo para todo tipo de señales -incluyendo señales en lugares desfavorecidos- y ayudan a satisfacer las necesidades visuales de todos los conductores.

    Los departamentos estatales de transporte a través de los Estados Unidos están buscando maneras de mejorar la visibilidad de las señales de guía y ahorrar dinero a los contribuyentes. Muchos están encontrando una solución que ayuda a lograr ambos objetivos al cambiar a señales de guía hechas con láminas reflectantes de "cubo completo" de alto rendimiento de 3M, mientras que al mismo tiempo reducen los costos de mantenimiento y de energía al apagar la iluminación de las señales de guía. Siguen existiendo niveles mínimos de rendimiento para las señales de guía y de calle; sin embargo, estos tipos de señales están excluidos de la fecha de cumplimiento de junio de 2014 del método de evaluación/gestión. La regla final establece que "los tipos de señales que no sean reglamentarios o de advertencia deben agregarse a la gestión de la entidad encargada o al método de evaluación según lo permitan los recursos.


  • Instituto Politécnico Rensselaer

    En virtud del MAP-21, los programas de reemplazo de señales de guía pueden ser elegibles bajo el Programa Nacional de Desempeño de Carreteras (NHPP), el cual está diseñado para mejorar el estado y desempeño del Sistema Nacional de Carreteras (NHS). Este programa otorga a los estados mayor flexibilidad para atender las necesidades más vitales para carreteras y puentes en el NHS, mientras mantiene a los estados responsables de mejorar los resultados y usar los dólares de los impuestos de manera eficiente. El financiamiento del NHPP es de $ 43,700 millones para los dos años cubiertos por MAP-21.

    Las disposiciones del NHPP incluyen:

     

    • Construcción, reconstrucción, repavimentación, restauración, rehabilitación, conservación o mejora operativa de segmentos del Sistema Nacional de Carreteras (incluyendo puentes y túneles).
    • Inspección y evaluación de los activos de infraestructura vial del Sistema Nacional de Carreteras, incluyendo señales y estructuras de señalización.
    • Mejoras en la seguridad vial de segmentos del Sistema Nacional de Carreteras.
    • Desarrollo e implementación de un plan estatal de gestión de activos para el Sistema Nacional de Carreteras incluyendo la recolección, mantenimiento e integración de datos y el costo asociado con la obtención, actualización y licenciamiento de software y equipo requerido para la gestión de activos basados en el riesgo y la gestión basada en desempeño.

     

    El financiamiento también puede estar disponible a través del Programa de Transporte de Superficie (STP) que está diseñado para dar a los gobiernos estatales y locales una amplia flexibilidad para invertir en proyectos de autopistas, tránsito y peatones/bicicletas que se ajusten a sus necesidades y prioridades particulares. La mitad de los fondos del STP de cada estado debe dividirse entre las áreas del estado basadas en la población, mientras que la mitad restante de los fondos puede ser usada en cualquier área del estado. El STP se financia en 20,100 millones de dólares en total para los dos años cubiertos por el MAP-21.

    Las disposiciones del STP incluyen:

     

    • Construcción, reconstrucción, repavimentación, restauración, rehabilitación, conservación o mejora operativa de carreteras;
    • Inspección y evaluación de los activos de carreteras, incluyendo señales;
    • Mejoras y programas de infraestructura de seguridad vial, incluyendo aquellos en carreteras locales y rurales;
    • Desarrollo e implementación de un plan estatal de gestión de activos para el SNS.

     

    Otra vía de financiamiento es el Plan de Mejora de la Seguridad Vial (HSIP), un mecanismo clave para financiar proyectos de mejoramiento de la seguridad. Los fondos del HSIP casi se duplicarán en 2013 y 2014, de $ 1,300 millones en 2012 a $ 2.39 mil millones en 2013 y $ 2.41 mil millones en 2014.

    Los proyectos elegibles para HSIP incluyen "instalación, reemplazo y otras mejoras de señalización vial y marcas en el pavimento, o un proyecto para mantener niveles mínimos de retrorreflectividad"; un proyecto para mantener niveles mínimos de retrorreflectividad sin considerar si el proyecto está incluido en un plan estatal de seguridad vial estratégico aplicable; mejoras sistémicas de seguridad (es decir, "una mejora ampliamente implementada basada en las características de las carreteras de alto riesgo que están correlacionadas con tipos de choques en particular, en lugar de con una frecuencia de choques”); y recopilación, análisis y mejora de los datos de seguridad. Los proyectos de "niveles mínimos de retrorreflectividad" se agregaron a la lista de mejoras de seguridad, incluyendo señales de tráfico y mejoras en las marcas en el pavimento que pueden ser financiadas hasta con un 100 por ciento de participación federal.

Otros Sitios 3M
Síguenos
Cambiar ubicación
Guatemala - Español